martes, 26 de febrero de 2013

MIRA

Esta entrada va dirigida, y así dedicada,  a mi amigo Esteban. Pues porque sí.
Esteban, ¿recuerdas la conversación telefónica que mantuvimos el domingo? Después del almuerzo, te decía que me encontraba en el campo, que había salido a pasear, y también que andaba haciendo fotos. A propósito de nuestra charla, he traído al blog algunas de las fotos que hice, para que también tú las veas. ¿Sabes? Hace un rato, mientras que observaba estas fotografías, se me cruzaban pensamientos como silenciosos meteoros. Pensaba detenidamente sobre las metáforas, fíjate.  Cavilaba sobre que, a lo largo de nuestra vida, las personas nos valemos de las metáforas para adquirir conocimiento y sabiduría. Para poder traspasarlos a otros, también utilizamos las metáforas en nuestra orativa. Las emplean los cuentos y parábolas en sus enseñanzas. Las secundan los místicos de todas las culturas del mundo para hacer llegar el mensaje. La metáfora pretende hacernos ver. En realidad, amigo mío, yo meditaba acerca de la Naturaleza. La excelsa metáfora que es esta en sí misma. La más grandiosa de cuántas existan, ¿no crees? Aunque, para un solícito observador como eres tú, de seguro que esto que expreso no encierra misterio alguno. Ya sabes, mirar tras las cosas aparentemente sencillas...


Amigo, si fuese poeta, escribiría un poema ahora mismo.



Conviene tener presente que tras la insuficiencia, tras la austeridad, siempre, siempre, se suceden la abundancia y la armonía...
.


Mira, el oro de Juan Ramón...
Menos es más.



"Me doy cuenta de que si fuera estable, prudente y estático viviría en la muerte. Por consiguiente acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales, porque ése es el precio que estoy dispuesto a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante."
"Carl Rogers"




Amigo, observa cómo los translúcidos níveos salpican el árbol, burlando la opacidad parda de la rama...

(No, si al final escribo el poema...)


Eres grande. Todos los besos





Déjame tu opinión, gracias.

6 comentarios:

  1. Pues sí, amiga mía, la naturaleza es en sí misma una gran metáfora universal. Es cierto, usamos las metáforas también en la vida cotidiana, más de lo que creemos.
    Gracias por traerme de nuevo a tu blog, siempre es un placer aparecer por aquí y más siendo el afortunado receptor de una dedicatoria.
    Las fotos son magnificas y sus colores enamoran, ¿qué cámara tienes? El oro de Juan Ramón es una pasada.
    Gracias otra vez y un fuerte abrazo, artista multimedia...

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Esteban.

    La cámara es la de mi móvil jeje. Sony Ericsson Xperia. Si disfruto haciendo fotos con un móvil, imagínate cuando tenga una buena cámara, va a ser la repera...

    ¡Feliz día!

    ResponderEliminar
  3. Huele tu entrada a flor de almendro y a una primavera clara que viene asomandose tras los tesos.
    A mi derecha Becquer, Lorca y Neruda en blanco y negro miran despreocupados. Y al encontrar así entre ellos, me vienen a la mente unos versos lorquianos que por cortos e intensos te dejo aquí:

    "Y anuque no me quisieras te querría
    por tu mirar sombrío
    como quiera la alondra al nuevo dia
    sólo por el rocío."

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Juanma;

      Pero qué comentario tan bonito me dejas, y qué detalle por tu parte reproducir esos hermosos versos de Lorca. La verdad es que estos poetas que figuran a la derecha de la pág. son los instigadores de mis poemas, entre algunos otros. Ellos tienen toda mi admiración y devoción.

      Gracias por detenerte también en esta entrada, amigo.

      Saludos cariñosos

      Eliminar
  4. Sete, tenía días de no entrar al blog por motivos de trabajo y luego por una pequeña cirugía, ahora que estoy en casa , me ha dado mucha ilusión verte en mi blog y venido corriendo hasta aquí. Me he encontrado con estas hermosas fotografías y esa bella metáfora . Leerte siempre ha sido exquisito. Además de todo encontrarme que le cuentas a Esteban, una persona a la que siempre recuerdo y que también puedo dar fe que sabe mirar más allá de las cosas sencillas; en fin ha sido todo un regalo llegar hasta aquí, ver esas flores de almendro que tienen unos claros hermoso por donde se puede ver ese tallo que las sostiene. Sete gracias por la visita al blog, así he podido recordar este camino. Yo también me enlazaré al tuyo para visitarte con más frecuencia. Ya he dejado toda una pastoral, pero es que me has dejado emocionada.
    Te dejo un fuerte abrazo y otro para Esteban.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Susana, me gusta tu pastoral...! jeje. Y es un placer recibir tu visita y comentario, por supuesto.Amiga, deseo que te encuentres bien y que la cirugía no haya revestido importancia.
      También te agradezco el cariño que transmiten tus palabras, y en cuanto a Esteban, bueno, seguro que leerá este comentario y te reenviará el abrazo.

      Seguimos leyéndonos.

      Muchos besos.

      Eliminar