martes, 5 de septiembre de 2017

Noche de verano


Muestro el último cuadro que he realizado, de título "Noche de verano", y que está trabajado en acrílicos y óleos. Una pintura basada en una estupenda obra de Montserrat Gudiol, y de la que hago esta interpretación. El cuadro ya tiene dueña; qué disfrutes de las vistas, María José.













Noche de verano/Mixta sobre lienzo/90x60cms


Para ver otra pintura mía relacionada con Montserrat Gudiol, pinchar aquí





lunes, 31 de julio de 2017

Sigue el verano





(Catorce años después, sin ser yo la de entonces, naturalmente)






"No hay nada como volver a un lugar
que no ha cambiado nada
para darte cuenta
de cuánto has cambiado tú".
Nelson Mandela


De los viajes se desprende una sarta de fotografías que relatan cuánto vimos e hicimos durante el periplo. Aquellas que no pertenecen al álbum familiar y que tienen cierto encanto, quedan archivadas en este espacio amigo. Me alegra que exista este blog.





A bordo del "Odyssee tres", vistas del puerto de Morro Jable, Fuerteventura.








jueves, 6 de julio de 2017

For him, anatomy



Algunos dibujos rápidos que va dejando este verano pujante; estos en cuestión me aproximan a la hermosa anatomía masculina y su movimiento, se trata de carboncillo y acrílicos sobre madera. Apuntar que es la primera vez que dibujo sobre madera, decirme que ese es un capricho al que me daré más de una vez porque menuda gozada. Gracias.






Figura que va a lanzar sin lanza.











viernes, 9 de junio de 2017

LA NIEBLA






Amanece, de pronto ha subido a un tren y ojea las plazas ubicadas junto a las ventanillas. Toma asiento en una cualquiera, primero la figura enhiesta, -porque es siempre un acto solemne subir a un tren, pese a que muchos lo obvien-, piensa María. Luego el tren ha echado a andar y ha empezado un paisaje que quiere aflorar entre la niebla. La niebla hace a los árboles ascender del lecho. Desde el confort ahora de su asiento mira cómo se suspenden. Los ve titilar en el marco interior de este vagón que solo ella ocupa. Espectros afables que vacilan un instante y se fugan. María conoce lo genuino de la niebla, tiene el convencimiento de que no se presta nunca al mismo paisaje exquisito. En los trenes, se cree una diligente velocista, -quizá solo la niebla pueda atraparme-.