martes, 8 de julio de 2014

RÍES



"Cinema"/Andrew Salgado















©R Í E S


Te colmas de gloria al reír
mi verso en llamas, tú solo
en los tiernos brotes infantiles
los que de tu risa son el gorjeo
pronto el níveo resplandor se figura
de entre la estrella que adentro llevas
en leves plumas nacaradas me alcanzas
en secos acentos solo tuyos me sorprendo
no tardo, mi amor
de la que te corona te adivino
la íntima gloria en un segundo
y tu fantasía para inundarlo todo
en fugaz instante sobre mí se despliega
cuando en la lluvia de matas en flor
que en tormenta tu alegría desata
que el trueno de tu risa deja descender
como elipse de candor despaciosa
me vas la cordura anillando a tu estallido
ríes entonces tu inocencia en la luna,
la tierra, el mar, el cielo y en el fuego,
y como si fuera viento que no es de nadie
tomas mi razón riendo
como riera un niño frente al idiota ríes
como riera la risa
que sobrevuela la cima roja
de las perladas bocas,
ríes, amor
y es para mí el vibrante eco
aire atardecido que siempre se aleja
ríes mi hermoso
solemnes palmas de arremolinado júbilo,
ríes, amor mío,
y te colmas de gloria al reír, tú solo.



Setefilla Almenara Jiménez 

Mejor con tu opinión, gracias.

8 comentarios:

  1. ...la tierra, el mar, el cielo y en el fuego,
    y como si fuera viento que no es de nadie
    tomas mi razón riendo...

    Genial poeta, genial.

    ResponderEliminar
  2. SON MUCHO LOS SIGNIFICADOS DE UNA SONRISA PLENA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que sí, gracias por pasar, Adolfo.
      Abrazo de vuelta.

      Eliminar
  3. Siempre que vuelvo a leer este poema escucho de fondo música de saxofón y visualizo amables sonrisas de niños y mayores. Una hermosa lectura para comenzar el día.
    Besos y risas.

    ResponderEliminar
  4. Curiosa relación la que haces, Esteban. Te sonrío y te agradezco el comentario, también.
    Un beso.

    ResponderEliminar