jueves, 1 de enero de 2015

Urgencias en Navidad



Estando su madre y quien esto escribe de charla relajadas, aparece Eva de tres años con sus pinturas favoritas. Mira Sete, son para pintarse la cara y esta es de color dojo, ¿quieres que te haga un dibujo aquí?, pregunta poniéndome la yema del dedo en la frente. Pues claro que quiero, ya estás tardando. Así que la chiquilla ha cogido la barra roja y me ha cruzado la frente de un trazo. Luego de ver la simpleza de la operación prueba con otros dos colores diferentes, dirigiéndose arriba y después abajo del trazo primo. A continuación ha añadido un poco de purpurina, de esta no puedo dar cuenta porque mantengo los ojos cerrados para que la artista trabaje cómodamente. Por ende, durante un buen rato siento deslizarse las barritas multicolores que alternan mejillas con nariz, frente y barbilla. Cuando la criatura se asegura de que no haya un ápice del lienzo sin pintura, complacida me deja ver el resultado. A grosso modo la cara es verde y también blanca, si bien se adivinen tres bandas en la frente de colores indeterminados, en la barbilla lo que parece un redondel amarillo, y sobre el labio, se vea un oscuro bigotazo de corte abstracto y de puntas muy largas prestas a meterse en las orejas. Vaya, una careta muy... creativa, buen trabajo, artista.
Retomada nuestra conversación pendiente, la chiquilla, callada, no me quita ojo desde su silla. Eva¿quieres ir y traer una de esas toallitas húmedas que usa tu madre para limpiarte el trasero?, le dejo caer pasado un tiempo prudencial, aunque lo propuesto no es bien recibido porque se ha cruzado de brazos y fruncido el ceño con determinación. Lo mejor es que duermas así esta noche y mañana te la quites, me espeta. Pero Eva, piensa que de adelantarse los Reyes Magos y verme dormida así con la careta, podrían llevarse un susto muy grande y tener que ser atendidos por el médico de urgencias. Tú no quieres que le ocurra eso a los reyes, ¿verdad? Abriendo mucho los ojos niega repetido con la cabeza, de inmediato añade, voy por una toallita.




Amigos, que el 2015 sea complaciente con ustedes, 
no olviden ser complacientes con él.
Feliz año.






Mejor con tu opinión, gracias.

4 comentarios:

  1. Nunca es del todo navidad sin niños cerca. La historia está muy bien, pero...¿Dónde está la foto de la pintura..?
    Besos navideños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me conoces y se nota. Has supuesto que hay fotos y no te has equivocado.
      Abrazos, amigo.

      Eliminar